Introducción

Las obras de arte a gran escala de Bosch, como The Garden of Earthly Delights, brindan un placer visual para el espectador de una manera que ningún otro artista ha logrado. Al comparar su trabajo con otros nombres famosos de los siglos XV y XVI, fue verdaderamente único en muchos sentidos y su trabajo continúa atrayendo el respeto de académicos de arte, diseñadores y artistas en la actualidad. De hecho, una exposición retrospectiva reciente de su carrera en los Países Bajos resultó ser uno de los eventos artísticos más visitados del país en su historia.

El estilo de este artista no encaja ni con los pintores de tablas flamencos de este período, ni con aquellos que fueron influenciados por el impacto del Renacimiento italiano que se extendió por el resto del continente. Albrecht Durer calificó a Bosch como un pintor de sueños, señalando cuán divergente era esto de todos los demás en ese momento. Incluso un artista tan creativo y ambicioso como él quedó realmente asombrado por algunos de los resultados de este colega del norte de Europa.

Legado duradero

Las pinturas de Hieronymus Bosch continúan fascinando a los amantes del arte y académicos 500 años después de la muerte del artista. Su trabajo ha sido descrito como muchas cosas, desde herético hasta pornográfico y fantástico, pero en todo su trabajo, las escenas son detalladas y complejas y el espectador puede ver más cuanto más mira. Como se registró poco sobre El Bosco y su vida, es difícil entender con cierta certeza qué influyó en el pintor. Lo que se sabe es que su abuelo, su padre y sus tíos eran todos pintores, pero no parece haber sobrevivido ninguna obra de arte de estos miembros de la familia. El padre de Hieronymus, Anthonius van Aken, está registrado como asesor artístico de la Ilustre Hermandad de Nuestra Señora Bendita, una orden religiosa en un pueblo cercano. Esta participación familiar en la religión le habrá dado a Bosch una visión profunda de la Biblia.

Atribuir su trabajo

Hay pocas obras que puedan atribuirse a Hieronymus Bosch con certeza definitiva. Solo se firmaron siete obras, y él no fechó ninguna de sus obras, por lo que la mayor parte de la información que tenemos se ha acordado mediante la recopilación de registros que rodean al artista. Realizó trípticos, dípticos y polípticos con algunas tablas únicas, y casi todas fueron pintadas al óleo sobre roble. Las escenas representan historias religiosas, pero con cualidades oníricas y fantásticas que pueden resultar macabras e inquietantes. Como muchas de sus pinturas se componen de múltiples partes, las escenas cuentan una historia de advertencia. Las piezas suelen retratar un ideal, seguido de la realidad, por ejemplo, o un antes con un después. Se han descrito como una advertencia de lo que sucederá si el hombre cede a la tentación.

Bosch parecía ver claramente las fallas de la humanidad. Pintó las tentaciones, los pecados y la corrupción de las personas, incluidos los sentimientos internos, los miedos y las luchas con las que todos luchan. Las escenas demuestran lo que podría suceder si las personas ceden a esos sentimientos y actúan en consecuencia. Los resultados son oscuros e infernales. A medida que llevó estas ideas más allá, cambió las imágenes de las personas y les dio rasgos grotescos, como rostros de animales, extremidades en forma de árbol y cuerpos contorsionados. Hay muchas imágenes del cielo y el infierno, y la lucha del hombre entre los dos durante su tiempo en la Tierra.

Las pinturas más famosas de Bosch

En su pintura más famosa, El jardín de las delicias, podemos ver todos estos factores unidos. Se trata de un tríptico, óleo sobre roble, con una caja exterior que tiene una escena más visible cuando la caja está cerrada. La pintura exterior es del tercer día de la creación y está pintada con una paleta de colores limitada: una grisalla de gris y verde opaco. En el interior, los tres paneles son más coloridos y muestran el Jardín del Edén en diferentes etapas de habitabilidad: 1. la escena bíblica ideal de la inocencia, 2. las luchas y tentaciones del hombre a medida que crecía la población, y 3. la caída del hombre de gracia. En este trabajo, la pintura se ha aplicado al roble con un método poco utilizado en los Países Bajos del siglo XV. El óleo ha sido dibujado y aplicado de forma ligeramente tosca, dando a la obra una calidad de acuarela. La pintura al óleo en este momento generalmente se aplicaba para crear un acabado suave, uno donde las pinceladas no eran visibles. Bosch utilizó colores apagados, típicos de la época. Además, el trabajo flamenco de la época mostraba escenas de la vida real, mientras que Bosch pintó imágenes puramente de su imaginación y fue bastante controvertido.

Tres etapas de su desarrollo

La obra del Bosco se ha separado en tres épocas. Su obra temprana se ha clasificado como completada entre 1470 y 1485, y su obra intermedia data de alrededor de 1485 a 1500. Desde 1500 hasta su muerte en 1516, su último período se considera el mejor. A lo largo de su carrera, afinó su estilo y creó criaturas que pueden calificarse de surrealistas, aunque esto se adelanta a esa época. Cabezas de conejo, rasgos de cuervo, hocicos de cerdo y brazos de árbol se utilizan para representar los feos rasgos del hombre, y la vida vegetal alienígena, repleta de frutas, demuestra glotonería y codicia. Se cree que los instrumentos musicales muestran la sed del hombre por más, y los paisajes oscuros están ahí para servir de advertencia.

Los trípticos de Bosch

Las pinturas de Hieronymus Bosch surgieron en los siglos XV y XVI y este artista holandés desarrolló una carrera que se convertiría en una gran influencia en el arte europeo. La popularidad en torno a su obra continuaría hasta el día de hoy, muchos siglos después. Este sitio web cubre la carrera completa de Bosch y presenta imágenes de sus pinturas más conocidas. El jardín de las delicias es sin duda la obra de arte más respetada de Bosch y puede verla incluida en este sitio web. Era un tríptico paisajístico muy detallado que ahora se encuentra en el Museo del Prado.

Este tríptico está dividido en tres pinturas diferentes para cada una de las tres secciones, cubriendo a Adán y Eva a la izquierda, las delicias terrenales en el medio y el infierno a la derecha Las pinturas del Bosco atrajeron el interés de todo el país y del extranjero en áreas vecinas con el artista. recibiendo muchos encargos impresionantes a medida que su reputación se hacía más y más fuerte. Bosch usó un estilo algo diferente al estilo flamenco normal que se usaba en ese momento y esto lo ayudó a sobresalir de otros que simplemente seguían lo que había sucedido antes. Los gustos cambiantes en toda Europa en los siglos que han pasado desde la carrera de Bosch significan que su popularidad ha fluctuado, pero actualmente se lo considera separado de la Edad de Oro holandesa debido a su período de prominencia, pero su importancia para el mundo del arte está casi a la par con sus componentes más importantes. Lo mejor que ha venido de la Edad de Oro holandesa incluidoVermeer y Jan Steen.

Infierno

Hieronymus Bosch tenía un estilo que muchos encontraban inusual por la forma en que creaba fantasías extrañas y maravillosas, mientras que otros artistas de esta época preferían concentrarse en lo que consideraban realidad. Muchos encontraron que las imágenes dentro de sus pinturas eran espantosas y no agradables a la vista, pero a pesar de esto, Bosch logró lograr un éxito considerable dentro de su carrera. Ha habido cierta controversia sobre la atribución de pinturas al Bosco debido en parte a la gran cantidad de tiempo transcurrido desde que surgió su obra. Bosch rara vez firmó alguna pintura, lo que ha complicado aún más el asunto y actualmente solo hay alrededor de 25 pinturas definitivamente confirmadas como de su propio estudio, y eso proviene de una carrera que duró de 30 a 40 años, lo que significa que muchas más deben estar en algún lugar.

Tentación de San Antonio

Se sabía que Felipe II de España era el mayor admirador de Bosch y compró apasionadamente tantas de sus pinturas como pudo. Esto puede explicar por qué tanto del trabajo de este artista ahora se encuentra en los principales museos y galerías de arte de España, con todas las raíces del artista, por supuesto, en un área que ahora se conoce como los Países Bajos. Bosch usó muchos mensajes morales y espirituales en sus pinturas y esta es parte de la razón por la que su carrera ahora es muy querida, ya que algunos no están tan interesados en las habilidades técnicas reales que tenía, y algunos críticos argumentan que su estilo era demasiado agresivo. incluso bárbaro.

Visión de Tondal

Los grabados y carteles de Bosch siguen siendo muy populares en la era moderna, y la reputación de este artista se adapta bien a los gustos actuales y se abre camino en el mundo del arte europeo. El Jardín de las delicias de Hieronymus Bosch es la reproducción más frecuente de todas sus pinturas y, por lo general, sus seguidores eligen impresiones de arte giclée enmarcadas, ya que combinan mejor con sus esquemas de color originales y también es importante un buen marco para las pinturas de estos estilos. Todos los enlaces dentro de este sitio web le ofrecen la oportunidad de comprar reproducciones de alta calidad de pinturas originales de Bosch de la galería Art.com que cubre su carrera con gran detalle, y tiene todas sus obras atribuidas disponibles allí a excelentes precios. Nosotros mismos usamos regularmente su servicio, por lo que estamos más que felices de recomendarlos.